sábado, 26 de julio de 2008

Campana mañanera

Tañen las campanas
de madrugada

tañen
tañen
tañen

Hasta hacer
sangre de bronce
sudor de esparto,
ahogando el badajo
en su propio llanto.

Tañen las campanas
gritando tu nombre
por las mañanas.


6 comentarios:

Raúl Sánchez Quiles dijo...

Buen blog, me ha gustado. El amor al arte nos mueve y eso es grande. Si puedes échale un vistazo al mío y si te gusta, un voto:
http://www.hiperbreve.blogspot.com

Dirty Clothes producciones dijo...

La familia Rufianes se siente más rastrera que cuando el Gobierno ocultó la crisis, pero se ve obligada a mendigar tu voto no por ganar el concurso, si no al menos para poder estar entre los tres finalistas y que el jurado valore su humor gráfico en vista a en un futuro poder salir en su periódico. Son así de vanidosos…
Si te gusta el blog y les votas, te darán las gracias. Si no, que ya sabemos que estas hasta lo cojon… de los spam, critícalos e insúltalos que eso les pone mucho. Y es que los trapos sucios se lavan en casa , o lo que es lo mismo, dirty clothes clean at home 

TORO SALVAJE dijo...

Como duelen esas campanas.

Debe ser insoportable.

Besos.

TORO SALVAJE dijo...

TE DEBO

Te debo miles de besos
latidos enloquecidos
y suspiros alborotados
te debo la muerte del llanto
la flor y la estrella
el aire y el canto
te debo que mataras el gris
de mis días nublados
te debo esa luz imposible
que siempre aparece
con tu nombre iluminado
te debo el deseo
el deseo más deseado
cada vez que te pienso
cada vez que te sueño
cada vez que te extraño.

Almatina dijo...

No me debes nada
curada deuda

yace un pedazo de ti
en mi corazón de la noche
en los ojos
en las ansias
en el rojo derroche

guardando cofres dorados
de tipos encofrados
vengo a acurrucarme a mi toro
al calor del animal
de piel dura y suspiro claro
de tibios roces y zalameras
ángel de la guarda
de locos y de rameras

Creo en ti
torito guapo
torito bueno
que salga lo malo
que entre tó güeno

de sueños enardecidos
de besos traviesos
hartos de halagos
de cumplidos

en la esquina de la calle
sueño tu nombre
por las callejuelas

Cuando vayas por la alameda
grita mi nombre en silencio
y te beberé por ti
en mis labios por los tuyos
una copa de vino
derramado del grifo de mis venas
calientes y suaves
como tus alegres penas

un te debo tuyo
es más que mucho
dos música para mis oídos

con tres
tañen tañen tañen
las campanas

rasgando mi alma
ahogando badajos
en su propio llanto
haciendo sangre de bronce
entre almohadas
sudor de esparto
entre sábanas húmedas
gritando tu nombre
de madrugada

Almatina dijo...

tus letras
recobraron
la hidratación
de unos labios que necesitabas
como agua de mayo

feliz rey
de penumbra
besos que curan
negras heridas

felices besos
de lenguas húmedas
y deseadas